intropatineta

Plaquita

 

 

Este juego, de la República Dominicana, se realizaba entre dos equipos de dos jugadores cada uno. Un equipo bateaba y el otro lanzaba y atrapaba la pelota. Se colocaban dos plaquitas en dos zonas de bateo, que son las placas de los vehículos dobladas en los extremos, y el objetivo era que los lanzadores intentaran derribar las plaquitas de los bateadores y que los bateadores intentaran evitar, bateando las pelotas, que los lanzadores derribaran sus plaquitas que se colocaban detrás de los bateadores en las zonas de bateo.

 

Las plaquitas las utilizaban, generalmente y para este juego, los(a) niños (a) pobres de nuestro país que organizaban COMPETENCIAS entre vecindarios.

 

Este INGENIOSO juego, y sus COMPETENCIAS, con las plaquitas ha desaparecido, como otros similares, porque las placas de los vehículos ya no son desechables como en el pasado. En los vecindarios en los cuales continúan realizando este juego utilizan latas viejas.

 

Como observarán en esta exposición nuestros(a) niños(a) pobres, futuros profesionales, artistas, deportistas, empresarios(a), políticos, religiosos y otros, son muy INGENIOSOS, COMPETITIVOS(A) y TRABAJADORES(A). Décadas atrás la mayoría de los(a) niños(a) pobres trabajaban para estudiar y para ayudar a sus padres y a sus hermanos(a) menores, sin embargo, hoy observamos que también trabajan, como si vivieran en otras sociedades, para adquirir un teléfono móvil o un par de zapatos tenis. No es malo tener
un teléfono móvil o un par de zapatos tenis, sin embargo, la prioridad es estudiar con libros, papeles y lápices.

 

En la República Dominicana el trabajo infantil está prohibido por la constitución, por el código para la protección de niños, niñas y adolescentes, por la ley para prevenir la trata y tráfico de personas y por el código del trabajo.

 

 

 

 

Regresar...